¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando no duermes bien?

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando no duermes bien?

En la actualidad, la OMS (Organización Mundial de la Salud) señala que dormir mal ya es un problema de salud pública que afecta a la vida laboral, escolar y social de los seres humanos; por lo que en muchas ocasiones, los expertos del descanso nos indican que por lo menos un adulto debe de dormir mínimo de 6 a 8 horas continuas, para tener un descanso óptimo y un buen rendimiento durante el día.  

1. Dolores de cabeza

Los científicos aún no saben exactamente por qué la falta de sueño conduce a dolores de cabeza, pero es una conexión que los médicos han notado por más de un siglo. Las migrañas pueden ser provocados por las noches sin dormir y de 36 a 58% de las personas con apnea del sueño se despiertan con “dolores de cabeza matutinos indescriptibles.”

2. Incapacidad para aprender 

La somnolencia ha sido durante mucho tiempo un problema entre los adolescentes. La memoria a corto plazo es un componente crucial del aprendizaje y la falta de sueño repercute en el  cerebro, al memorizar temas o palabras que se mencionaron un día anterior provoca que no los recuerdan.

3. Aumento de peso

Las personas que duermen poco parecen tener desequilibrios hormonales que están vinculados al aumento del apetito, más antojos de alimentos altos en calorías, una mayor respuesta a las golosinas, y una menor capacidad para controlar sus impulsos – una combinación muy peligrosa. Es cierto que quemas más calorías cuando estás despierto, pero no lo suficiente para anular las calorías que consumes en exceso cuando estás agotado.

4. Mala Vista

La falta de sueño se asocia con la visión de túnel, visión doble, y penumbra. Cuanto más tiempo estás despierto, con más errores visuales te vas a encontrar y más probabilidades tienes de experimentar alucinaciones.

En Colchones Carreiro® fomentamos siempre  que la población tenga un buen descanso para mantener un estado de salud óptimo y  que les permita cumplir todos sus sueños, sin limitaciones.

Fuente: Salud180